En el año 2005 se presenta un proyecto a la Unión Europea, en el marco del II Laboratorio de Paz del Oriente Antioqueño; proyecto en el que se obtienen grandes aprendizajes, entre ellos a solucionar los conflictos internos, y a mantener una buena imagen como entidad cumplidora y con capacidad de ejecutar proyectos. Este fue un intento muy significativo de comercialización y preindustrialización en red de materiales reciclables.